jueves, 19 de noviembre de 2015

100 Años de King Features Syndicate - Parte 3

El estallido de la Segunda Guerra Mundial cerró muchos mercados extranjeros a la mayoría de las agencias de prensa de Estados Unidos. King Features, que disponía de 26 agencias fuera del país, fue la que se llevó la peor parte. Después de que los nazis invadieran Bélgica, Holanda y Francia, los cómics americanos fueron prohibidos en muchos periódicos de esos países. Los editores de Inglaterra se vieron forzados a eliminar historietas debido a la escasez de papel. Las restricciones en el cambio de moneda, el cierre de vías marítimas y la pérdida de ingresos de publicidad restringieron el negocio.

La escasez de materiales, incluyendo el papel y la tinta, también dañaron el negocio al tener que reducirse la cantidad de cómics que se imprimían. Las agencias respondieron rápidamente a esta amenaza ofreciendo sus cómics en tamaños reducidos. Empezaron a distribuir tiras diarias con una anchura de cuatro columnas, además de en el formato habitual de seis columnas (una columna corresponde aproximadamente a 5 centímetros de anchura).

Después del cese de las hostilidades y una vez que los mercados extranjeros fueron restaurados, la distribución internacional de cómics se convirtió en una industria creciente. "Nunca hicimos ninguna promoción en países sudamericanos y europeos", remarcaba un director de agencia, "pero la guerra y el entusiasmo de los soldados por los cómics abrieron un gran mercado para nosotros allí ".

La industria de los cómics perdió a su patrón fundador cuando William Randolph Hearst sucumbió ante una disfunción cardíaca el 14 de agosto de 1951, a la edad de 88 años. "El Jefe" dejaba atrás 16 diarios y 13 dominicales, 8 revistas mensuales, un imperio en crecimiento y una invaluable colección de arte y antigüedades.

Hearst se involucró en cada detalle de su imperio editorial hasta su muerte, incluyendo la supervisión de los cómics. Todos los nuevos personajes debían ser aprobados por él antes de que King Features pudiera publicarlos. Beetle Bailey, de Mort Walker, fue la última tira cómica a la que dio luz verde personalmente. Cuando a Hearst le gustaba una tira cómica que no estuviera siendo publicada por su agencia, éste ordenaba a su gente que tentara al artista con una oferta mayor al salario que percibiera en ese momento. Muchos dibujantes, incluidos Richard Outcault, Winsor McCay y Roy Crane, llegaron a King por esta vía.

Ward Greene, quien ostentaba el puesto de editor y director general de King Features en el momento en que Hearst murió, hacía viajes regulares desde las oficinas de la agencia en Nueva York hasta la casa de su jefe en California. Hearst leía cuidadosamente más de dos volúmenes encuadernados que contenían las tiras de los 300 personajes de la agencia, haciendo comentarios y sugerencias al respecto. Frecuentemente sugería argumentos para tiras cómicas y rebatía las escenas que no le gustaban.

Más de medio siglo antes de su muerte, Hearst preparó el escenario para el nacimiento del medio. El 17 de octubre de 1896, el día antes del debut de The Yellow Kid en la edición dominical del New York Journal de Hearst, un anuncio de página completa describía la nueva sección de cómics como "¡ocho páginas de resplandor iridiscente policromático que hace que un arcoiris parezca una tubería de plomo!". Hearst no inventó los cómics, pero su bravuconería promocional los vendió al público americano.

Un editor de Hearst dijo una vez que el objetivo de su jefe era hacer que todos los lectores exclamaran "¡caramba!" cuando abrieran el periódico. Ese frase puede ser un adecuado epitafio para el empresario más grande de la historia del periodismo.

Flash Gordon (1934 - 2001) por Alex Raymond
La tira espacial definitiva, Flash Gordon combinaba la ciencia ficción de vanguardia con una abundante técnica de delineado para producir un clásico de culto que fue adaptado a la radio, televisión y película serial, así como se publicaron numerosas reimpresiones.



The Phantom (1936 - Presente) creado por Lee Falk
Las historias de El Fantasma abarcan varias generaciones familiar en la interminable misión de destruir la piratería en la costas africanas. El Fantasma permanece en la actualidad como una de las más populares tiras de aventuras.



Prince Valiant (1937 - Presente) por Hal Foster
Considerada una obra maestra del cómic mundial, en este cómic Hal Foster narra las épicas aventuras de un joven príncipe guerrero de la corte del Rey Arturo en un exótico mundo de capa y espada, así como las batallas que éste libra.


































Steve Canyon (1947 - 1988) por Milton Caniff
Steve era un piloto de jet de las Fuerzas Aéreas que servía en las guerras de Korea y Vietnam y a menudo se encontraba con misiones peligrosas detrás de las líneas enemigas, teniendo que lidiar con aquellos que se encontraban ideológicamente en contra de los Estados Unidos.



Buz Sawyer (1943 - 1989) por Roy Crane
Otro heroico piloto era Buz Sawyer, quien comenzó su carrera en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial, y vivió muchos de los problemas del mundo en la época de la Guerra Fría. Su secuaz Rosco Sweeney protagonizó la página del domingo durante muchos años, contrastando sus historias rurales con las excitantes intrigas de Buz en la tira diaria.










Beetle Bailey (1950 - Presente) por Mort Walker
La vida de un soldado es normalmente muy ocupada, pero la de Beetle está dedicada a una hábil inactividad. El sargento siempre está tratando de ponerle en forma, incluso si eso significa golpearle hasta la saciedad. Mort Walker continúa creando actualmente la tira de Beetle Bailey con sus hijos, Greg y Brian Walker.



Hi & Lois (1954 - Presente) por Mort Walker & Dik Browne
La amigable pareja suburbana Flagston y sus siempre jóvenes niños se convirtieron en una de las tiras americanas esenciales, más famosa por la bebé Trixie, quien se pone filosófica mientras observa un rayo de sol entrar por la ventana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada